Desde Podemos Xixón queremos transmitir nuestra preocupación por el último brote de COVID19 que se ha producido en nuestra ciudad. Los tiempos que vivimos exigen una responsabilidad colectiva por parte de ciudadanía e instituciones, de gerentes de negocios y de trabajadoras y trabajadores que es de vital importancia para nuestra salud. 

Todo el personal sanitario de nuestros hospitales y residencias de mayores así como los trabajadores y trabajadoras que están en primera línea, cajeras, reponedores, cuidadores, maestras y un largo etcétera de profesionales han tenido que cambiar sus hábitos de vida, ocio y consumo por la defensa del bien común. Algo que ha resultado especialmente difícil estas últimas semanas ya que hemos tenido que abandonar las celebraciones con familiares y amigos a las que estábamos acostumbrados. En muchos casos, cenando en soledad en días claves como la Nochebuena

Por todo ello, cualquier noticia que apunte a la presunta vulneración de las normas  de seguridad que hoy rigen en esta excepcional situación nos preocupa y alarma. Y es que, de demostrarse que se celebró una fiesta privada sin cumplir las medidas de prevención de la COVID19, estaríamos ante un comportamiento muy grave e irrespetuoso. Que haya sucedido en Gijón y, presuntamente, en un establecimiento de un Grupo empresarial del que es dueño nada más y nada menos que el vicepresidente del Sporting de Gijón es algo que no podemos ni debemos pasar por alto. 

Desde nuestra formación política consideramos que la pandemia nos ha dado algunas lecciones importantes. Una de ellas es precisamente que la construcción de un horizonte más justo e igualitario pasa porque tengamos empresarios que estén a la altura de las circunstancias, que sean ejemplares, y que asuman que la responsabilidad social corporativa reside en cumplir las normas con pulcritud y respeto, como sabemos que está haciendo el resto de la hostelería. 

Desde esta formación política pedimos públicamente a la Fiscalía que intervenga de oficio para asegurar que se realizan todas las investigaciones tendentes a la averiguación del esclarecimiento de los hechos, para así poder depurar responsabilidades con todas las garantías. Porque consideramos imprescindible que se llegue hasta el final en esta cuestión y nos preocupa el silencio que reina en torno a ella. 

Queremos evitar, además, tanto la criminalización de todo un sector económico que es vital para Gijón y para Asturias, como la difusión de un mensaje muy peligroso en los tiempos que corren: que la ley o las normas no son iguales para todo el mundo. 

Confiamos en que todas y todos sepamos estar a la altura y demos una lección de ejemplaridad y firmeza. Porque nos van la vida y el futuro en ello.